¿Cómo hacer un CV + Portfolio perfecto?

portfolio joseca

Puede que a ti te ocurra como a mí hace no demasiado tiempo… Quiero hacerme un buen CV para entregarlo en entrevistas y otros procesos, pero… ¿Por dónde empezar?

Si estás en una situación similar estás más que de suerte porque yo ya he pasado por todas las dudas habidas y por haber y, tras mucho tiempo estudiando lo que dicen los expertos te traigo un resúmen/guía de todo lo que tienes que saber para hacer el Currículum Vitae + Portafolio que todo el mundo quiere ver:

Índice

Formato físico o formato digital

La primera de las dudas es si debemos tener el portfolio en formato físico o digital, es decir, si tenerlo guardado en un archivo PDF por ejemplo; o ponerlo impreso dónde lo vayamos a guardar

Ventajas del formato físico vs Ventajas del formato digital

Ambas formas, como todo en la vida tienen sus ventajas y sus inconvenientes. Lo más inteligente es que sepas cuál escoger dependiendo de tu caso. No te preocupes, aquí te damos todas las pautas para que sepas qué hacer:

Ventaja digital

  • Puedes disponer de él en cualquier parte, simplemente con acceso a internet
  • Es muchísimo más personalizable e interactivo
  • Te diferenciará del resto mucho más si lo haces correctamente

Ventaja física

  • Da una seriedad tradicional
  • Puedes guardarlo sin coste
  •  Puedes personalizarlo en formatos no generalmente mostrados
Ambos por supuesto tienen contras también, por ejemplo, el formato físico no es fácil de mandar si no es presencialmente (puede ser por correo ordinario pero corre el riesgo de estropearse, además de que no es inmediato) y online si se trata por ejemplo de una página web tiene un coste inicial al comprar un domino, sumado al hosting que se suele pagar mensualmente…

 

Por tanto, tienes que ir haciéndote a la idea de cómo quieres presentar tu CV y/o tu portfolio sabiendo lo que te puede aportar y quitar cada formato, no obstante; ya te adelanto que generalmente la opción digital es más apta en la mayoría de los casos.

Pero bueno, ¿qué escojo entonces?

Ahora que nos hemos introducido en los formatos existentes (de una forma muy general), te digo probablemente el factor más clave para elegir tu formato: la persona que va a recibirlo.

Tienes que ponerte en el lugar de ese reclutador/a, personal de administración (en caso de una beca por ejemplo) o quién quiera que vaya a recibir tu CV o tu portfolio y pensar en cómo le sería más atractivo recibirlo.

Por ejemplo, imagina que quieres enviar un currículum a una quesería local que ha puesto en la puerta que busca personal y  no ha dejado ningún contacto. Evidentemente, ahí buscan que les lleves tu CV personalmente y que sea en formato físico. Pero, y ¿ya está?

Por supuesto que no, aquí es donde entra tu imaginación y el ponerte en el lugar de quien te va a contratar. Una de las cosas que podrías hacer es por ejemplo buscar en google una imagen recortable para simular un cartón de leche (de las que se les da a los niños) y rellenar las caras con tus datos. En una pongo mi experiencia brevemente, en otra mis estudios, en otra información personal y la foto…

Como a ti más te guste y cuando la des, tendrás un factor totalmente rompedor y a la vez simple que hará que te desmarques del resto totalmente en menos de 20 minutos de trabajo.

Sin embargo, si eres por ejemplo diseñador gráfico, seguramente te será más fácil mostrar tus trabajos digitalmente que impresos en muchos casos (además del coste que supone imprimir todos una y otra vez para distintos contratadores). Aquí, en lugar de enviarlos todos en un mail que es lo típico. Puedes hacer una presentación de Power Point y enviar dicha presentación para que los reclutadores la vean.

Así que, dependiendo del puesto para el que estés solicitando y la persona que te vaya a observar, tienes que decidir que modelo es mejor. Además, te dejo por aquí un vídeo centrado en la presentación de portfolios con dos profesionales en el sector de la ilustración, que seguro que te será de gran ayuda.

Pero es que yo me dedico a...

Ya sé que no todo el mundo es diseñador gráfico, marketer o lo que sea y que cada caso es único y distinto.

Lo que quiero transmitirte es que no debes agobiarte y quedarte sin saber a dónde ir en este paso, que créeme, es algo muy pero que muy común. La idea que debes de seguir es la siguiente:

  • ¿A qué me dedico y qué sé hacer?
  • ¿Cuál es el puesto/beca/etc que me interesa?
  • ¿Qué quiere el reclutador que sepa hacer?
  • ¿Cómo lo muestro?

Una vez respondas a esas preguntas en orden, te saldrá un CV o portafolio perfecto. Para que lo entiendas mejor te daré mi propio caso:

  • Me dedico al SEO y creación de páginas web
  • Por ejemplo: SEO manager
  • Implantar tácticas que mejoren el posicionamiento en los buscadores de determinadas webs
  • Haciendo una web que de respuesta a todo esto

Mi caso es evidente, cómo muestro a los reclutadores que sé hacer todo esto sin experiencia profesional previa en este ámbito… Pues creando una web dónde ellos puedan chequear que si lo he hecho en la mía puedo implantarlo en otras.

Es probable que tu caso no tenga nada que ver con el mundo online y no sea tan fácil pero, con el ejemplo que te daba anteriormente con el CV en forma de cartón de leche estás diciendo muchísimas cosas positivas de ti que el reclutador quiere de forma implícita.

Si buscan por ejemplo un/a dependiente/a eso dice de ti que tienes imaginación, que sabes transmitir de forma distinta, que eres original, que puedes darle la vuelta a una situación común, que sabes transmitir mejor que los demás…

Y eso son cosas que todo empleador quiere en sus trabajadores, no es simplemente que se te ha ocurrido hacerlo, sino que lo has hecho y el resto de personas no. Te ha hecho diferente y dicho mucho de ti para bien.

¿Y si tengo ambas posibilidades?

Si es así estás de suerte y sólo hay una respuesta: hazlo de ambas formas.

Si en el mismo ejemplo que te dije antes de la quesería, tenía un correo electrónico para que mandaras el CV lo guardas y lo mandas y, acto seguido o poco tiempo después te pasas por la quesería y dices algo como:

Muy buenas, vi hace un par de días su oferta de empleo y me interesó mucho. Aunque les envié mi CV, me he pasado por aquí por si por algún caso no les hubiese llegado. Les dejo aquí una copia.

¿Ves todo lo que se está transmitiendo ahí con un simple gesto? Le estás diciendo al reclutador que eres organizado, que te gustan las cosas bien hechas y sobre todo, que estás realmente interesado en la oferta. Esto será otro factor clave a la hora de que te contraten.

Por tanto, si puedes hacer ambas cosas, hazlas SIEMPRE.

¿Qué debe contener mi CV + Portolio?

Las partes esenciales son las siguientes:

Introducción

Dar escuétamente una serie de datos personales como el nombre, localidad, edad…

Muchos de estos datos aún son controvertidos a día de hoy. Como por ejemplo el poner foto o no poner (porque se puede recibir discriminación sólo por el aspecto), la edad, etc.

Eso lo dejo a tu elección. Además en cada país las reglas sociales que normalizan el poner o quitar unas cosas y otras son muy diferentes así que echa un ojo a lo que hay a tu alrededor y luego decide que es lo mejor y sobre todo, lo que tú quieres y no quieres poner.

Estudios y Experiencia

Lo que ya todos conocemos que va en un currículum desde los siglos de los siglos. Un BREVE resumen de tu formación académica y extra-académica y la experiencia laboral. Es muy importante ir al grano en esta sección UN CV MÁS LARGO NO SIGNIFICA UN MEJOR CV.

Si estás aplicando a varios ámbitos de trabajo distintos te recomendaría hacerte un Currículum para cada uno de ellos. Si no tienes aún experiencia laboral, comienza poniendo los estudios y potencia al máximo en tu carta de motivación las ganas y el entusiasmo que tienes para comenzar a trabajar.

Habilidades

Así es mi querido lector, debes incluir un pequeño apartado con habilidades sí o sí. Es algo que les encanta ver a los reclutadores y sin embargo casi nadie incluye.

Cada día es más común ver que el personal de contratación se fija más en las cosas que realmente sabes hacer antes que en cierto título que dice que entiendes de X materia.

Efectivamente, los reclutadores quieren personas formadas que sepan desempeñar el trabajo que necesitan y, no siempre que un certificad señale que sepas hacerlo quiere decir que realmente sea así.

Por ello, incluye un apartado que diga qué sabes hacer, qué softwares controlas, que características de ti son importantes para el puesto, etc.

El portafolio

El portfolio es ese documento que muestra trabajos que tú ya has realizado. Te recomiendo que si no tienes uno, te vayas creando lo antes posible el tuyo. En todo trabajo hacemos cosas y, en todo trabajo es posible dar cuenta de ello.

Pocas cosas hay que le gusten más a una persona que contrate que el que le muestren que su candidato ha hecho tal o cual y que no sólo se lo cuenten. Eso le aporta un extra de confianza en dicho candidato gigante. Se dice que es mejor tener un portfolio muy pobre que no tenerlo y yo estoy de acuerdo.

Aún así, trabájalo lo mejor posible y haz que reluzca. No obstante; no te excuses en que trabajas en una cosa u otra porque todos los trabajos pueden tener portfolio. Si eres por ejemplo diseñador te será muy fácil, sólo has de guardar tus bocetos, ideas, trabajos, etc. Y luego seleccionar los mejores para mostrar.

Y si has sido por ejemplo frutero, pues pon fotos tuyas atendiendo al público con una sonrisa. Te aseguro que dirá mucho de ti y muy bien.

Conclusiones

Lo bueno y lo malo del CV y el Portfolio es que no hay una sola manera de hacerlo. Adáptalo a ti mismo y haz de ello algo único e impactante. Trabájalo poquito a poco y verás que con el tiempo dará sus frutos. Es algo esencial para ti y tu futuro laboral y si has llegado hasta aquí en este post, ¡tienes ya mucho trabajo adelantado frente a la gran mayoría de personas!